Como solucionar: Faltan iconos en el escritorio de Windows 10.

Autor
Juan. M Espinal
Fecha de publicación
19.03.2018
Ilość komentarzy
0

Windows 10 al igual que las versiones anteriores del sistema operativo, permite la creación de iconos en el escritorio para de esta manera tener un acceso directo a los programas o herramientas instaladas en tu ordenador. Estos iconos son importantes para no tener que buscar de manera manual los programas a los que deseas acceder, sin embargo en ocasiones, estos accesos directos pueden desaparecer sin haberlos ocultados o eliminados.

También te puede interesar: Cómo añadir o eliminar letra de unidad en Windows a las particiones, memoria o discos.

En Windows 10 todos los usuarios podrán decidir que icono / accesos directos deseas mostrar u ocultar en el escritorio tras haberlo creado. Para ocultar los iconos del escritorio bastará con hacer clic con el botón derecho del ratón sobre dicho icono y seleccionar la opción propiedades. Esto hará que se muestre una ventana en la que tienes que seleccionar la opción: Ocultar.

A través del Explorador de archivos de Windows podrás forzar a Windows 10 a mostrar los iconos que anteriormente ocultaste, sin embargo en ocasiones los accesos directos del Escritorio han desaparecido literalmente. Es decir, que no encontrarás los accesos directo independientemente de si lo has o no ocultado. Esto puede ser bastante incomodo ya que te obliga a crear un nuevo icono, pero esto tampoco te asegura que el nuevo acceso directo se muestre en el escritorio.

Es por esto que a continuación queremos mostraros paso a paso como solucionar el problema que hace que desaparezcan los iconos del escritorio en Windows 10:

Método 1: Activar Mostrar iconos del Escritorio.

Esta configuración es muy sencilla de comprobar, para ello todo lo que tienes que hacer será hacer clic derecho sobre un espacio vacío del escritorio para que cuando se muestre el menú contextual puedas dirigirte a la opción VER y asegurarte de que la opción Mostrar iconos del Escritorio está activada.

Método 2: Ordenar los iconos

En ocasiones, sobre todo si usamos varias pantallas, puede que el icono que falte se encuentre en la pantalla secundaria. Para asegurarte de que todos los iconos/accesos directos se encuentren en la misma pantalla tendrás que hacer clic derecho sobre el espacio vacío del escritorio principal, para dirigirte a la opción Ver.

Cuando se muestren las opciones disponibles en el menú tendrás que seleccionar la opción Organizar iconos automáticamente. Esto hará que todos los iconos se agrupen en el escritorio principal en el cual podrás comprobar si verdaderamente falta alguno o no.

Método 3: Desactivar el modo tableta de Windows 10.

El sistema operativo Windows 10 es compatible con dispositivos de pantalla táctil por lo que cuenta con un modo Tableta. El inconveniente es que si el modo Tableta está activado, no se mostrarán los iconos específicos de escritorio.

En este caso tendremos que dirigirnos a la Configuración de Windows lo cual puedes hacer mediante el atajo de teclado Tecla de Windows + I. Cuando se abra la ventana de Configuración dirígete a la opción Sistema en la cual podrás seleccionar la opción Modo Tableta del menú de la izquierda.

Ahora en la parte superior de la ventana deberás configurar la opción: Cuando Inicio Sesión. Aquí tendrás que seleccionar la opción: Usar el modo adecuado para mi hardware. Una vez configurado, verás como los iconos que estaban desaparecidos, volverán a aparecer.

Método 4: Restablecer tu ordenador a un punto anterior.

Esta es la última solución y más drástica ya que puedes perder alguno de los programas o actualizaciones de Windows que hayas realizado después del último punto de restauración creado. Si no sabes cómo restablecer tu Windows 10 a un punto anterior en el siguiente enlace te mostramos como hacerlo: Como restaurar Windows 10 a un punto anterior (Crear un punto de restauración)

Únete a la discusión

comments powered by Disqus