Consejos para el uso de Smartphone y Tablet (Seguridad, privacidad, Salud)

Autor
Juan M. Espinal
Fecha de publicación
10.10.2013
Ilość komentarzy
0

Cuantos artículos habéis podido leer sobre lo buenos que son los smarphone y tablets, que funcionalidad tienen, como nos facilitan las tareas  cotidianas..... Pero la pregunta del millón es si existe algún tipo de riesgo con el uso continuado de estos dispositivos. En caso de una respuesta afirmativa, habría que sopesar si los efectos negativos son mayores que los positivos y por lo tanto merece la pena correr el riesgo.

Y es que este tema es de vital importancia, sabiendo que hay millones de usuarios de smartphone y no solo eso, sino que en algunos casos el uso de ellos llega a considerarse adictivo. Con todo esto no queremos alarmar a nadie, simplemente promover un uso responsable no solo de smartphone y tablets, si no de cualquier otro dispositivo.

Es por ello que os mostramos una lista con los aspectos negativos de estos dispositivos y en que pueden resultar perjudiciales:

La luz de la pantalla de la tablets y el smartphone puede daña tu vista.

La luz que emite la pantalla de tu smartphone y tu tableta daña tu vista así como otros dispositivos con pantallas. Así lo demuestra un estudio llevado a cabo por la Universidad Complutense de Madrid y la empresa Tecnología Sostenible y Responsable. Si expones tus ojos a la iluminación LED de estos dispositivos durante 72 horas sin parar destruirías el 93% de las células que foto sensitivas de tu retina.

La luz que desprenden estos dispositivos es la misma que emite una televisión. La diferencia es que cuando usas tu ‘smartphone’ o tu tableta acercas el aparato a tus ojos. La Tv la ves sentado en el sofá.

Pero este problema puede tener solución  gracias a un filtro que bloquea las ondas de luz dañinas: 'Reticare'. Colócalo en la pantalla de tu iPhone, Android, tableta o videoconsola portátil. Aunque si no quieres gastar dinero, puedes disminuir estos efectos, controlando el tiempo que dedicas a tu dispositivo y alejándolo todo lo posible de tus ojos.

Dolores de espalda y de cuello.

Si usas tu teléfono móvil o tu tableta demasiado tiempo a lo largo del día puedes acabar teniendo dolores cervicales. Si vuelves a casa y coges tu ‘smarthone’ o ‘tablet’ para trabajar puedes empezar a preocuparte. Si esto se convierte en una rutina pueden devenir problemas de cuello y de espalda.

El problema es que la postura que uno adopta al usar estos dispositivos no suele ser buena. La empresa Steelcase ha realizado un estudio al respecto y ha detectado las nueve formas más frecuentes de sentarse o tumbarse para usar el ‘smartphone’ o tableta. Todas ellas son malas.

Si quieres usar tu tableta lo mejor es sentarse en una silla y apoyar el dispositivo en la mesa. Para usar un smartphone es mejor usar las dos manos. Así evitas forzar tu dedo pulgar, lo que puede provocar tendinitis.

Depresión, ansiedad e insomnio.

Si vives con y para tu smartphone o tablet se multiplican las posibilidades de que sufras problemas psicológicos. El uso excesivo de estos dispositivos móviles puede provocar depresión, ansiedad e insomnio. Se debe controlar el uso de estos dispositivos porque puede causar adicción psicólogica. Los ‘smartphones’ y tabletas ocupan demasiadas horas al día y copan mucho nuestros pensamientos. En una situación así se corre el riesgo de aislarse del mundo real o gastar demasiado dinero en tecnología.

Para evitar estos efectos se recomienda encontrar huecos libres de tecnología a lo largo del día.  Y es que ir a la cama con el móvil o con la tableta puede alterar el período de relajación que precede al descanso. Habla también de educación.

Buenas noticias: tu ‘smartphone’ NO provoca cáncer.

Tu ‘smartphone’ emite ondas de radio que generan campos electromagnéticos. Esta forma de energía puede ser perjudicial para la salud y en grandes cantidades puede ser cancerígena. Pero respira tranquilo: ni tu móvil ni tu tableta provocan cáncer. La señal que emiten es demasiado débil.

Los riesgos de usar el teléfono al volante.

Usar tu ‘smartphone’ mientras conduces multiplica por cuatro las posibilidades de sufrir un siniestro al volante. Es la causa más común de distracción de los conductores. En 2011 cuatro de cada diez accidentes de tráfico estuvieron causados por este motivo. Esto dejó 904 fallecidos y 4.590 heridos graves. No cabe duda: si lo usas mientras conduces estás poniendo en peligro tu vida.

Escribir un mensaje de texto supone apartar la mirada de la carretera cinco segundos. Si circulas a 90 km/h y usas WhatsApp estarías conduciendo 115 metros sin mirar en la carretera. Pero es más, la DGT advierte de que después de usar el teléfono tu atención disminuye. Dejarías de percibir el 40% de las señales de tráfico y tu frecuencia cardíaca se dispararía.

 

Hasta aquí llegan nuestra lista de usos que pueden ser perjudiciales para la salud, pero hay otros que pueden afectar a nuestra vida, nuestra relación con las personas y temas como la educación. En esta lista encontrará hábitos peligrosos y que debes evitar, aunque en un principio te puedan parecer extravagantes o excéntricos:

Un problema de educación

El uso de Smartphone y Tablets es tan generalizado e integrado en nuestra vida, que podemos incurrir en la infracción de normas básica de educación. Así muchas veces puede ocurrir que en reuniones con amigos u otras personas, sin darnos cuenta, empecemos a usar nuestro teminal para comprobar redes sociales o algo parecido.

Cuidado con los robos

Los nuevos dispositivos tienen un gran valor económico y además contienen bastante información sensible sobre nosotros y nuestras vidas. Para evitar su robo, procura tenerlo siempre a la vista y guarda el IMEI del terminal en un lugar seguro.

  

Escribir mensajes de texto, tuitear, enviar fotos por Instagram, etc., cuando has bebido alguna que otra copa.

Ya son lejanos los días en que los únicos testigos de tus locuras alcohólicas eran tus compañeros de bar que te veían caer al suelo. Ya sea que puedas mantener la buena ortografía y sintaxis (confesando lo inconfesable) o que tus habilidades para escribir decaigan con rapidez, el alcohol y los smartphone no son muy buena combinación. Y recuerda que cualquier persona "incluso tu jefe" puede tener acceso a tus datos y puede crearte alguna situación incómoda.

Perder el tiempo con tu teléfono al tener un rato libre.

Necesitamos un tiempo no planeado para fomentar la creatividad, un tiempo en que pasamos el rato y dejamos que nuestros pensamientos inconexos se conviertan en ideas geniales. O simplemente para relajar nuestra mente.

Pero si cada rato libre que tienes (mientras esperas en un semáforo en rojo, mientras haces fila en un restaurante, mientras vas por un elevador) lo vuelves en una excusa para revisar Facebook, simplemente no tendrás esas ideas artísticas e incluso perderá oportunidades de conocer e interactuar con otros personas "cara a cara".

A veces llamar y tener una conversación verbal es mejor.

Los teléfonos inteligentes y las tabletas han facilitado mucho la comunicación sin usar los buzones de voz. Esto es malo para las relaciones por muchas razones pero la principal, es la perdida de lazos realmente vinculantes con las personas importantes en tu vida. Simplemente marca y disfruta del placer de una conversación entre dos humanos. Una frase que definiría esto sería " No hay mejor red social que una mesa rodeada de tus amigos y unas cervezas".

No disfrutar de un evento o espectáculo, por la obsesión a tomar fotos para colgarlas en las redes sociales.

Parece que actualmente muchos usuarios y adictos a las redes sociales, están más preocupado de "Yo estuve allí y si no me crees mira la foto que he subido al Facebook" que verdaderamente disfrutar del concierto o espectáculo. Simplemente no disfrutas pensando qué momento del espectáculo es el más idóneo para que los filtros de Instagran hagan de la fotografía el momento más espectacular y ganar más "Me gusta".

Cuidado con las fotos que subes o envías, pueden comprometerte.

La facilidad pasmosa con la que hoy en día podemos tomar una foto y publicarla, es tan pasmosa como peligra. Y es que hoy en día subiendo la foto, todo el mundo sabrá dónde y a qué hora te encontrabas en un momento determinado, por lo que puede que tengas que dar explicaciones a más de uno.

Pero ahí no acaba todo, ya que existe una cierta moda a subir fotos un poco "subiditas de tono" o llamémoslas "sexis" o simplemente haciendo cosas que pueden avergonzarnos en un futuro o incluso comprometernos en el ámbito laboral.

Cuidado con los videos y fotos que subimos de otras personas.

Independiente de la legalidad o ilegalidad de grabar o fotografiar personas en lugares públicos o privados, se debe tener cuidado con fotos en las que de una manera directa o indirecta aparezcan otras personas. Puede ocurrir que tomes una foto de ti mismo pero de fondo salga algún amigo no muy favorecido o haciendo cosas extrañas. Recuerda que si no quieres perder su amistad tambien debes sobre guardar su privacidad.

Tu ‘smartphone’ puede invadir tu privacidad.

Los ‘smartphones’ y las tabletas han cambiado la forma de comunicarte con la gente. Aplicaciones como WhatsApp o páginas como Facebook hacen que puedas hablar con cualquier persona, en cualquier lugar, a cualquier hora del día. Esto tiene muchas ventajas, pero también inconvenientes.

Cualquier persona puede saber si estás o no conectado a WhatsApp. Puede ver a qué hora te acostaste. Si leíste o no sus mensajes. Esto puede convertirse en una invasión de tu privacidad. No permitas que esto te ocurra. 

Únete a la discusión

comments powered by Disqus